El martes a la siesta un colectivo de la empresa Tata Rápido volcó en avenida Circunvalación a la altura del club El Quillá. Por el accidente, ingresaron nueve personas al Hospital José María Cullen. De los heridos, al menos dos fueron dados de alta y los demás trasladados a sanatorios privados porque están fuera de peligro. Sólo permanece en el nosocomio una joven de 24 años, proveniente de la localidad de La Gallareta, que está grave en la sala de Terapia Intensiva.

La chica no fue identificada hasta el martes a las 22 cuando un familiar llegó al hospital y la reconoció. La joven sufrió heridas faciales múltiples con fractura expuesta de maxilar y comprometían su vida un trauma de tórax y de abdomen. Ni bien ingresó fue intubada con asistencia respiratoria mecánica e intervenida quirúrgicamente con pronóstico reservado.

El martes a la noche, el Dr. Juan Pablo Poletti, director del hospital Cullen, brindó una conferencia: “Del vuelco ingresaron en total siete personas, a lo que se sumaron dos motociclistas que derraparon atrás del colectivo”, explicó. Los siete pasajeros del colectivo que ingresaron al nosocomio son tanto de Santa Fe como de Coronda y Sauce Viejo.

“A raíz de la cantidad de heridos que había se dispuso el sistema de emergencias para reforzar los cinco médicos de guardia con residentes tanto de cirugía como traumatología”, informó el director del hospital, quien también comunicó que los heridos fueron de moderada intensidad, como fracturas de codo y traumas en el abdomen: “Estas personas quedaron en observación para descartar otras lesiones”.

Poletti afirmó que “las otras patologías no traumáticas que se presentaron fueron derivadas al nuevo hospital Iturraspe. Además, vendrá un equipo de salud mental para contener a los familiares”.

Por último, el médico concluyó que “en cuanto al colectivero, el hombre está lúcido con un traumatismo de tórax. Los resultados de la tomografía resultaron normal y se encuentra en observación con estado de shock, pero en principio estaría fuera de peligro”.