Parte del seleccionado argentino de básquetbol que logró el subcampeonato en la Copa del Mundo celebrada recientemente en China regresó este martes al país. A las 11, el plantel será recibido por el presidente Mauricio Macri.

El entrenador Sergio Hernández, Marco Delía, Agustín Caffaro, Tayavek Gallizzi, Lucio Redivo y Máximo Fjellerup junto a Federico Susbielles, presidente de la Confederación Argentina de Básquetbol, arribaron cerca de las 6 de la mañana al Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Allí, brindaron una conferencia.

“Nunca imagino mucho. No vivo de expectativas o de sueños. Pero si veía que el equipo tenía química y potencial. Desde Toronto 2015 que lo palpo. Algo había ahí. De todos modos llegar a la final fue una locura. Es maravilloso lo que logramos”, aseguró ante la prensa el entrenador del equipo subcampeón mundial.

Por su parte, Delía afirmó que “Sergio se hizo cargo del recambio en un momento complejo”, y confesó que “había dudas en el entorno e incluso nuestras”, pero reconoció que el equipo consiguió “una identidad”. Y sobre el DT, agregó: “Él respeta la naturaleza del jugador y en eso fue fundamental. Potenció nuestra confianza”.

Finalmente, ‘Oveja’ Hernández se refirió a los Juegos Olímpicos que se disputarán el próximo año. “Scola no me dijo si va a estar en Tokio. Falta mucho aún. Pero yo tengo la sensación de que va a querer jugar el Juego Olímpico. Y si estoy yo como entrenador, lo voy a obligar a que juegue. Es uno de los líderes más importantes de la historia del básquet argentino”, sentenció.

El resto de la delegación argentina tomó distintos rumbos: Luis Scola se quedó en Beijing, mientras que los jugadores que se desempeñan en equipos de España, como Facundo Campazzo, Gabriel Deck y Nicolás Laprovittola (Real Madrid), Patricio Garino y Lucas Vildoza (Kirolbet Baskonia) y Nicolás Brussino (Básquet Zaragoza) se quedaron en Europa.

El seleccionado argentino cayó por 95 a 75 en la final del Mundial ante España, pero clasificó para los próximos juegos olímpicos de Japón del año próximo. Al encuentro definitorio, el equipo de Hernández llegó invicto luego de superar a Corea del Sur, Nigeria, Rusia, Venezuela, Polonia, Serbia y Francia.