El colmo de los colmos.

Una mujer policía de la Provincia de Buenos Aires fue filmada por un superior cuando le exigían que desarmara y armara su pistola reglamentaria.

Luego de un año y medio de tenerla en su poder, la uniformada no conocía su funcionamiento y pasó vergüenza. El superior le exigía que armara su pistola pero dejó demostrado en el video que la funcionaria de la fuerza no tenía idea de los componentes del arma y, por lo tanto, no podía completar el pedido.

Los policías llegaron a la conclusión de que otros le armaron la pistola porque ellas ni siquiera la habían limpiado en 18 meses.

El video viral genera polémica ya que demuestra la poca preparación de la policía bonaerense pero también despertó las alertas sobre la filtración del material exclusivamente interno.