Este jueves se procedió a restringir la guardia del Hospital “José María Cullen” de la ciudad de Santa Fe a raíz de un hecho de violencia sucedido en el efector.

La desagradable situación se produjo en las últimas horas cuando dos profesionales fueron agredidos física y verbalmente por pacientes que con mucha intolerancia y prepotencia descargaron su ira denunciando que no fueron atendidos como corresponde, algo inexacto por cierto (según el sindicado AMRA), ya que cuando ocurrió el episodio estaban siendo revisados por los colegas agredidos.

Ante esta situación se instauró el protocolo acordado por nuestro Gremio procediendo a la restricción de Guardia con atención solo de urgencias hasta tanto se busque una solución que permite salvaguardar la integridad física y psíquica de los trabajadores y de toda la comunidad que utiliza el nosocomio.

El hecho se suma a otros tres casos, los que detonaron la defensa de los médicos.
Las atenciones se derivan a los hospitales Iturraspe y Sayago.