Las imágenes son estremecedoras y el sonido, aterrador. Así fue la secuencia en la cuál dos policías fueron baleados por un morador al que fueron a allanar este miércoles por la mañana.

Uno de los policías recibió un disparo en el omóplato y la bala le perforó un pulmón, el otro uniformado recibió un disparo en la pierna. En tanto, el inquilino también fue herido en el intercambio de balas, aunque fue reducido de inmediato.