El hecho ocurrió el pasado 7 de julio, en horas de la medianoche. La mujer fue interceptada en la zona de calle Maipú al 2200 por un hombre al que se trata de identificar. En el vídeo se puede observar como tanto el agresor, no identificado, y la víctima de 35 años aparecen en imagen en un pallier de un edificio o casa. La joven venía siendo golpeada por el hombre y estaba en estado de semi inconsciencia.

Luego, se puede advertir que estando la víctima ya tirada en el suelo es abordada con intención de abuso sexual mediante besos, la víctima reacciona sacándose de encima al agresor quien la levanta e intenta llevarla a otro espacio. Allí desaparecen de escena pero regresan al pallier. La mujer intenta huir de la situación y es entonces que es golpeada contra la fachada de edificio quedando inconsciente. Es en ese momento dónde el hombre le saca el DNI, celular, tarjeta de débito, reloj pulsera y llaves.

La víctima fue hallada desmayada por un vecino de la zona 45 minutos después de sucedido el hecho. Dio aviso al 911 y al Sies. Fue derivada al Hospital Provincial donde se le constataron lesiones compatibles con golpes en zona de la cabeza con perdida de conocimiento, lesiones por golpes en la cara causándole fractura de tabique nasal con desviación, requiriendo cirugía por presentar problemas al respirar. La víctima fue derivada al Hospital Español donde permaneció internada hasta el 11 de julio.

Quien pueda aportar cualquier dato que sirviese para la identificación del agresor, comunicarse al 911 o presentarse en el Centro de Justicia Penal en calle Sarmiento 2850, en la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, planta baja. El fiscal a cargo es Alejandra Raigal.

La investigación

En sus inicios fue llevada adelante por la Unidad de Flagrancia que al tomar conocimiento del hecho por aviso de personal policial libró las primeras medidas de relevamiento de cámaras de la zona, logrando secuestrar la cámaras de dónde se obtienen las imágenes que difundidas, luego de observar las mismas y divisar el intento de abuso, la causa es derivada a la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual.

Se solicitó el mejoramiento de las imágenes obtenidas de la cámara de seguridad para lograr identificar al autor de la agresión, en el mes de agosto de 2019, se realizó mejoramiento en la entonces Policía de Investigaciones (PDI); hoy Agencia de Inteligencia Criminal y el resultado no fue sustancial por lo que se remitió a la Unidad Criminalística de Alta Complejidad de la Dirección General de Criminalística de la Policía Federal en Provincia de Buenos Aires, en el mes de noviembre. El resultado fue el mejoramiento de la imagen que fue derivada a Fiscalía.

En el transcurso de ese tiempo se realizó toma de testimonios y relevamiento de rastros logrando reconstruir la mecánica del hecho, librando medidas de investigación para la posible identificación del agresor, dando resultado negativo. Se tomaron testimonios a vecinos, personas que estuvieron con la víctima antes del ataque y se tomó declaración a la víctima, quién no recordaba el momento del hecho.