Tras el anuncio del presidente Alberto Fernández que buscará “intervenir y expropiar” la empresa Vicentín, el directorio de la firma lanzó un duro comunicado donde expresó su “preocupación” y su “voluntad de honrar” sus deudas. La empresa agroexportadora entró en cesación de pagos el 5 de diciembre último, cuando no pudo hacer frente a obligaciones por cerca de US$ 1.350 millones, de los cuales una gran parte corresponde a créditos otorgados por la banca pública.

“El camino elegido nos llena de incertidumbre y preocupación”, afirmó el directorio de Vicentín en un comunicado emitido tras los anuncios de Fernández este lunes por la tarde. “Reivindicamos la legitimidad de proteger los derechos de una empresa argentina y de sus accionistas”, afirmaron.

El jefe de Estado planea enviar en estos días un proyecto de ley al Congreso con el fin de “rescatar” a la empresa para permitirle afrontar su crisis financiera.

La firma, actualmente en default y con una deuda millonaria, salió, sin embargo, en defensa de su autonomía y aclaró que “desde diciembre de 2019 el directorio de Vicentin viene explorando distintas alternativas para refinanciar su deuda y recobrar el nivel de operación que supo tener en el pasado”.

“Los activos de la empresa son muy importantes y están intactos”, aseguraron y aclararon que “no se ha despedido durante todo el proceso a un solo trabajador”.

El comunicado completo:

“Desde diciembre de 2019 el Directorio de Vicentín viene explorando distintas alternativas para refinanciar su deuda y recobrar el nivel de operación que supo tener en el pasado, que de ninguna manera se remonta a los últimos 4 años, sino que puede medirse en décadas de esfuerzo e inversión. Vicentín tiene 90 años de historia en la Argentina. Noventa años de cumplir siempre con nuestros trabajadores, nuestros proveedores y nuestros clientes.

“Los activos de la empresa son muy importantes y están intactos. Todos los que participan en ésta actividad lo saben perfectamente.

“No se ha despedido durante todo el proceso a un solo trabajador. Más allá de que muchos no han podido trabajar por la pandemia, todos han cobrado como corresponde.

“Entre las alternativas en análisis siempre estuvieron la venta de activos y la posibilidad de asociación con compañías nacionales. Dentro de esas opciones estuvo siempre contemplada YPF Agro. Todos sabemos lo que representa YPF para Argentina en el negocio de hidrocarburos, y también su muy importante vinculación con nuestro Agro, por lo cual en ningún momento descartamos que puede ser un actor importante en el futuro de Vicentin.

“El camino elegido nos llena de incertidumbre y preocupación. Nos hemos enterado de la decisión por los medios y estamos realizando las consultas necesarias para entender las características y la profundidad de las medidas anunciadas. Por último reivindicamos la legitimidad de proteger los derechos de una empresa argentina y de sus accionistas, de origen familiar y del interior del país, que se encuentra ajustada al marco legal vigente, dentro de un concurso preventivo de acreedores y que ha manifestado reiteradamente la voluntad de honrar los compromisos asumidos”.