El cónsul general de Chile en Rosario, Fernando Labra Hidalgo, murió este miércoles a raíz de estar internado por coronavirus. El diplomático se convirtió en la primera víctima fatal de la provincia de Santa Fe y número 29 a nivel nacional.

Labra Hidalgo contrajo coronavirus y se encontraba internado en estado de aislamiento en un sanatorio privado de la ciudad, al que habría ingresado hace unos días. Su estado de salud era “delicado”, según indicó el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Teodoro Ribera Neumann.

OFICIAL
El Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe y la Secretaría de Salud de la
Municipalidad de Rosario comunican a la población que en el día de la fecha se produjo
el primer deceso por COVID19 en nuestra provincia.
Se trata de un paciente masculino de nacionalidad chilena con antecedente de viaje a
su país, mayor de 60 años y con múltiples comorbilidades, que se encontraba en
Cuidados Intensivos en la ciudad de Rosario, en estado crítico desde el sábado 29 de
marzo. Había regresado al país el día 17 de marzo, comenzando con síntomas el 20 y
realizando la consulta médica el 25 de marzo

Extensa carrera

Labra Hidalgo es diplomático de carrera, con 32 años en servicio exterior. Graduado de sociólogo en la Universidad Católica de Chile; Magister en Estudios Internacionales en Universidad de Chile; graduado en Academia Diplomática Andrés Bello del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, y cuenta con estudios de postgrado en Londres.

Durante su extensa carrera de carácter diplomático, Labra Hidalgo ha estado destinado en Argentina en el Consulado de Chile en Río Grande (85-87), Embajada de Paraguay (88-90), Misión de Chile ante Organismos Internacionales en Ginebra, Suiza (93-97), en la Embajada de Chile en Reino Unido (2000-2005), Embajada de Chile en Bélgica y misión de Chile ante la Unión Europea en Bruselas (2009-2014).

En Santiago de Chile ocupó cargos en la Dirección de Política Exterior, Dirección de Asuntos Bilaterales, Dirección de Medio Ambiente y Subsecretaría de Relaciones Exteriores. Ha participado en numerosos procesos de negociaciones diplomáticas a nivel bilateral y multilateral, en particular en organismos regionales como Unasur y negociaciones en convenios multilaterales y temas ambientales globales en Bélgica y Ginebra.

A la Argentina volvió en 2016, para ser destinado al Consulado General de Buenos Aires durante un año, y en 2018 fue designado en Rosario.