Uno de los videos incorporados como prueba contra los ocho rugbiers acusados del homicidio de Federico Báez Sosa en Villa Gesell registra el momento en el que uno de ellos se chupa los dedos presuntamente ensangrentados para no ser descubierto por la policía.

En el pedido de prisión preventiva al que accedió Télam, la fiscal Verónica Zamboni se refiere a una filmación de 36 segundos obtenida del Supermercado Marina, de Villa Gesell, tras el ataque contra Fernando.

“En tal filmación se observa claramente cómo Ciro Pertossi se limpia sus manos en todo momento de espaldas a los efectivos policiales, pero siendo tomado dicho accionar por las cámaras, tratando el mismo de ocultar sus manos -con posibles manchas hemáticas- al personal de Infantería”, describe la fiscal.

En este sentido, agrega que se ve luego a “este sujeto -Ciro-, chuparse los dedos -presuntamente con sangre- para no ser descubierto e identificado por el personal policial como agresor”.

“Asimismo, se observa cómo algunos de los restantes sospechados -(Matías) Benicelli y Ciro Pertossi- guardan sus manos en sus bolsillos, presuntamente para esconder sus lesiones y/o manchas hemáticas”, añade el escrito.

Asimismo se observa cómo algunos de los restantes sospechados guardan sus manos en sus bolsillos, presuntamente para esconder sus lesiones y/o manchas hemáticas”

FISCAL VERÓNICA ZAMBONI

Mas adelante, indica “que todos ellos fueron posteriormente advertidos con lesiones corporales al momento de su aprehensión pasadas las 10.00 horas de ése mismo día, y a la vuelta de donde se produjo la interceptación policial señalada”.

Además de este video, Zamboni incorpora como prueba otras filmaciones, entre ellas una registrada a las 4.44 del 18 de enero, tras el crimen de Báez Sosa, en el que “se observa circulando por la vereda mano Este de la Avenida 3 en dirección a la Avenida Buenos Aires, a (08) ocho personas del sexo masculino”, dos de las cuales “se abrazan retirándose del lugar”.

También se refiere a una grabación del local Mac Donald´s, tomada entre las 5.10 y las 6 de ese día, donde se ve “al menos tres o cuatro de los imputados, tratándose presumiblemente de Máximo Thomsen; Lucas Pertossi; y quienes se tratarían de Blas Cinalli y Alejo Milanesi”.

“Se observa que ingresan, encargan y consumen comida en el lugar, pudiéndose divisar que los imputados identificados como Thomsen y Pertossi, a ésa altura, ya se habrían cambiado, al menos, sus prendas de vestir superiores, o sea las del torso, de las utilizadas al momento del hecho y que estarían filmadas”, concluye al respecto.