Una mujer de Puerto General San Martín está desesperada por el futuro de Bobby, un nigeriano de 17 años que sería deportado en las próximas horas.

Bobby llegó en barco al puerto de manera ilegal escapando de la realidad de su país y ahora pelean a contrarreloj para que la justicia y el gobierno no lo echen de Argentina.

La mujer, una cocinera del hotel Almirante, conoció la historia y tuvo la idea de alojarlo en su casa, y hasta adoptarlo si se lo permite la justicia.

El joven llegó escondido y sorteó varios obstáculos hasta que personal de Prefectura Naval Argentina lo descubrieron.

Dieron la orden de que se aloje en el hotel donde conoció a la mujer y para esta noche tenía vuelo de regreso a su país.

Al momento se desconoce la decisión de la justicia.

Video gentileza SL24