La historia del cruce fronterizo que impactó al país ahora fue convertida en obra de arte y el fin de la misma podría ayudar con recursos a la familia protagonista.

Se trata de “Abigail”, la niña de 9 años con cáncer, cuyo padre la cruzó en brazos en un límite interprovincial entre Tucumán y Santiago del Estero porque los agentes de un control le impedían el paso en auto.

La historia indignó al país entero y llegó a conmover al artista de la ciudad de Vera, Leonel Alcaráz quien relató en sus redes que hace poco se convirtió en padre de una niña y que no imagina cuál hubiera sido su reacción ante semejante circunstancia.

La obra se llama como la niña “Abigail” y le pertenece, por decisión de su autor, a la familia de la nena para que la puedan vender o rifar y así obtener recursos que la ayuden en sus tratamientos.

Leonel muestra con su arte cómo se pueden convertir los malos momentos en herramientas para la búsqueda de más solidaridad y humanidad, esa que les faltó a unos agentes en el cruce interprovincial.