El risueño título corresponde a un momento de ternura comunitaria vivido en Gobernador Crespo este domingo por la noche.

Las autoridades recibieron un llamado por un extraño animal que deambulaba en la zona y los más entendidos detectaron que se trataba de un oso melero o melero, como también es llamado.

El animal se paseaba como pancho por su casa y no había cuarentena que lo detenga. Ya para la hora que Alberto Fernández estaba anunciando la extensión del aislamiento social, el oso era rescatado por las manos expertas de los bomberos.

En medio de tanto Coronavirus, el osito hizo de las suyas y distrajo por un buen rato a los vecinos.