La Municipalidad de Roldán, en su carácter de ciudad “pro vida”, pidió este viernes a la justicia federal de Rosario que declare la inconstitucionalidad de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), que empezó a regir hace menos de un mes en el país, el 24 de enero pasado. En caso de que el planteo sea aceptado no tendrá validez solo en el área de competencia del tribunal sino en todo el país, remarcó el abogado patrocinante, Roberto Cerana.

El escrito lleva la firma del intendente José Pedretti, aunque quien inicia la acción es el municipio mismo en tanto en 2013 una ordenanza y una declaración del Concejo de la ciudad vecina definieron que la localidad es pro vida, como se autodenominan quienes se oponen al aborto legal, seguro y gratuito. Se trata de la primera presentación de estas características en la Argentina ya que las que se interpusieron en otras provincias, algunas ya rechazadas, pero siempre fueron encabezadas por organizaciones no gubernamentales o particulares.

Cerana asesora al municipio de Roldán en varios temas y en esa línea ahora también lo representa en la demanda ante la justicia federal en lo civil, que técnicamente se conoce como acción declarativa. Según explicó, los fundamentos no tienen naturaleza ética sino jurídica: desde su perspectiva, la ley Nº 27.610 está mal dictada y es inconstitucional por múltiples motivos.

“En primer lugar viola al derecho a la vida, luego contradice la protección que establece el artículo 75 inciso 22 (el cual incorpora a la Carta Magna los tratados internacionales, entre ellos el referido a los derechos del niño) y el artículo 75 inciso 23, que le ordena al Congreso de la Nación dictar una ley en protección del embarazo”, comenzó, enumerando los argumentos del planteo, entre los que figura que la flamante norma es contraria a la Convención Interamericana de los Derechos Humanos, Pacto de San José de Costa Rica.

“Es inconstitucional porque para poder dictar una ley sobre IVE debían denunciar los tratados que protegen a la persona por nacer y se debía aprobar esta denuncia con mayoría especial de dos terceras partes de los miembros de ambas Cámaras legislativas”, continuó Cerana. “Asimismo viola la igualdad entre el hombre y la mujer, generando una prerrogativa por nacimiento, y descarta la participación del hombre en toda decisión”, agregó.

También se pidió la inconstitucionalidad con el argumento de que la ley de IVE “viola la igualdad de los niños, en tanto en más de once provincias es contraria a sus principios constitucionales -plasmados en las constituciones provinciales- donde se reconoce el comienzo de la existencia desde la concepción (no es el caso de la Carta Magna de Santa Fe, que no dice nada al respecto)”.

Además, Cerana tildó a la ley que consagra el aborto de “inconvencional, por ir en contra del ordenamiento internacional en tanto la autoridad debe verificar que las convenciones o tratados internacionales y el derecho interno se armonicen ente sí y que, en caso de contradicción, tengan supremacía los convenios”.

“La ley tiene una pésima técnica legislativa porque deroga y modifica determinados artículos del Código Penal pero no el Código Civil, donde consta expresamente que la vida empieza en el momento de la concepción”, destacó, y auguró que la como la norma presenta “abiertas contradicciones, va a tener muchas impugnaciones”.

El letrado, además docente universitario, aclaró que no pertenece a ningún grupo pro vida ni articula la presentación con personas o asociaciones que pidieron la inconstitucionalidad en otras provincias como Chaco, La Pampa y Salta.

En cuanto se le asigne juzgado a la demanda y en caso de que sea aceptada, el Poder Ejecutivo Nacional serà notificado. En caso de que no tengan éxito con su reclamo, interpondrán una apelación, adelantó el jurista. Anticiparon que están dispuestos a llegar ante la Corte Suprema