Un trabajador desesperado por ser despedido de Guerrero Motos, se roció con combustible e intentó prenderse fuego. Ocurrió frente a la planta de San Lorenzo. Más de 20 empleados fueron despedidos.