El cuerpo sin vida de un bebé recién nacido yacía en la puerta de una casa ubicada en Pje Madeo al 1300, de Santa Fe.

La dueña de la vivienda, horrorizada por la situación, contó que su hija le advirtió que un perro cargaba el cuerpecito del bebé.

Otros vecinos lo habían visto pero pensaron que se trataba de un muñeco.

La policía de investiga en la zona en busca de rastros que haya dejado el parto y se busca intensamente a los familiares de este niño.