La llamativa invitación se sobrepone al repudiable impedimento que una mujer policía le hizo a una mamá de San Isidro, semanas atrás.

Aquel episodio prohibitorio despertó el rechazo de gran parte de la Argentina a tal punto que cientos de plazas se vieron enternecidas por madres amamantando a sus bebés en el famoso “Piquetetazo”.

Esta vez, un bar santafesino escribió en su pizarra un mensaje que empieza a multiplicarse por las redes:“Mamá, si querés amamantar a tu bebé…pasá y ponete cómoda. Un té sin cargo. No necesitás comprar nada.”

Un mensaje simple que  nos hace pensar que con pequeñas cosas el mundo va cambiando.

amamantar en el bar