El actor mexicano falleció a los 82 años de edad. Su estado de salud había empeorado en los últimos días.

 Consuelo, la esposa de Rubén Aguirre, había declarado en la TV que su marido estaba grave: “De un día a otro se le fueron las fuerzas y ahora está sin moverse, no puede ni darse la vuelta en la cama y habla poco, la diabetes lo tiene así”. Finalmente, una semana después, el actor falleció.

Edgar Vivar, el Señor Barriga, lo despidió de esta manera:

Aguirre conoció a Chespirito en la TV Independiente donde realizaron algunos programas, se hicieron amigos y luego conformaron la gran serie mexicana, El Chavo del 8.

En su carrera, Rubén Aguirre interpretó a muchos personajes pero fue El Profesor Jirafales el papel que lo catapultó a la popularidad en toda latinoamérica.

Quedará en el recuerdo el eterno coqueo con Doña Florinda y la permanente intención de educar a los niños dentro y fuera del aula.

Hay un gran recuerdo en las redes sociales, medios televisivos y radiales.