El médico de la localidad de Nelson, Dr. Ariel Moriondo emitió anoche un alerta por redes sociales donde pedía por favor no consumir productos cárnicos de lugares no habilitados.

La novedad llamó la atención de toda la zona ya que Nelson es un punto neurálgico de venta de carnes y derivados, y un posible brote de triquinosis pondría en jaque a muchos consumidores.

En contacto con Santafeadiario, el médico explicó que se detectaron al menos 5 familias afectadas por consumir embutidos de un productor particular que había realizado una carneada. Consultado sobre si detectaron a toda la gente que pudo haberse contagiado, Moriondo dijo que “Esto es la punta del iceberg”, admitiendo que podrían aparecer muchos casos más.

Escuchá la nota al Dr. Ariel Moriondo con Santafeadiario:

Como medida preventiva, el doctor Ariel Moriondo pidió no consumir productos de lugares no habilitados, ya que (se sopone) los locales que sí están habilitados cumplen con las normas bromatológicas. No obstante, se aguardan resultados de pruebas en personas que tuvieron síntomas. Esos testeos fueron enviados al Instituto Malbrán, que abocado en gran parte a la pandemia de coronavirus, tardará al menos dos semanas en enviar las definiciones.

Recomendaciones de la ASSAL:

¿En qué consiste la enfermedad?

La triquinosis o triquinelosis es una enfermedad de los animales producida por parásitos del género Trichinella que afecta a una amplia variedad de especies domésticas y silvestres y que puede transmitirse al hombre.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas pueden aparecer entre los 5 y los 60 días posteriores a la ingestión del alimento contaminado, siendo los más frecuentes dolores musculares, edema (hinchazón) de los párpados y fiebre; también se puede desarrollar dolor abdominal, náuseas, vómitos y diarrea. En los casos leves puede confundirse con un cuadro gripal.

¿Cuáles son las causas?

La enfermedad se origina en poblaciones de cerdos criados sin las condiciones higiénicas adecuadas, siendo especialmente relevante en este sentido la alimentación con basura o restos cárnicos crudos y la falta de control de roedores y otras especies que puedan convivir con los cerdos. La principal fuente de transmisión para el hombre son los productos y subproductos de carne de cerdo (aunque también de otras especies, principalmente silvestres) elaborados sin inspección veterinaria y que se consumen crudos o insuficientemente cocidos. Revisten principal importancia los animales que son faenados en forma domiciliaria y los chacinados secos “caseros” que se elaboran a partir de los mismos.
Medidas de prevención

• Realice la crianza de cerdos en forma higiénica. No los alimente con basura ni restos de alimentos crudos; controle los roedores y fauna silvestre.
• Si realiza faena domiciliaria de cerdos, analice la carne antes de su consumo.
• Adquiera productos cárnicos (y cualquier otro alimento) en lugares habilitados y en los que pueda identificar su origen.
• Cocine correctamente la carne antes de su consumo.

Ante dudas consulte a su centro de Salud u Hospital más cercano