Dos delincuentes fueron detenidos este martes al mediodía en pleno microcentro porteño luego de llevar a cabo un robo en una joyería y disparar al menos 40 tiros mientras la policía los perseguía. El intercambio de disparos dejó tres heridos, uno de ellos grave.

El hecho se registró sobre la avenida Corrientes al 1300, en su intersección con Talcahuano, aunque el despliegue policial llegaba hasta la calle Paraná, a 200 metros, todo a pocas cuadras del Obelisco.

La banda criminal que protagonizó el episodio se manejaba en dos camionetas. Una de ellas, cuando fue allanada por la policía, tenía en su interior varias armas de fuego. “La gente se empezó a meter en el teatro desesperada para resguardarse de los tiros. No sabían que hacer. Los tiros volaban”, relató un testigo.

Según detalló el titular del Sistema de Atención Médica de Emergencias (Same), Alberto Crescenti al canal Todo Noticias, los heridos por arma de fuego fueron tres: un hombre de 35 años, que sería uno de los delincuentes, un joven de 27 y una mujer de 60 que se desempeña como jueza.

El primero de ellos es uno de los delincuentes que intentó robar una joyería y es el único que se encuentra en grave estado debido a que recibió un disparo en la zona del tórax.