El gerente del local cerró la máquina de gaseosas y el cliente le reclamó porque quería servirse una vaso más. Primero se gritaron pero la joven se enfureció y le tiró un batido.

En la cámara de seguridad se puede ver cómo terminó la discusión. La empleada sale de su lugar de trabajo y la agarra de los pelos. Le dio una paliza a la pequeña chica que ante el tamaño de su oponente no puede hacer nada para evitar los golpes de puño.

La salvaje pelea fue publicada en Facebook e Instagram por la usuaria Marie Dayag. La difusion del violento video abrió una investigación administrativa y la denuncia policial del caso. VIDEO.