Ocurrió en la tarde del miércoles y se conoce por estas horas el trágico desenlace en la localidad de Sancti Spíritu, en el departamento General López, al sur de Santa Fe.

El episodio sucedió cuando el jovencito lavaba el automóvil Fiat Palio de su madre y, tras intentar darle marcha (aparentemente estaba en cambio) atropelló a la niña contra la pared quitándole automáticamente la vida.

María Soledad Cejas, la madre,  estaba durmiendo la siesta en la casa de la estancia y fue alertada del dramático episodio.

Inmediatamente llevó a su hija, Marisol Guiñazu, hasta el Servicio de Atención Médica Comunitaria (Samco) del pueblo, pero la criatura llegó sin vida hasta ese lugar.

El hecho enluta a la región.