Un joven policía fue el héroe de la tensa toma de rehenes ocurrida en el mediodía de este viernes en Moreno al 4000, en la zona sur de Rosario. En una audaz acción, aprovechó el descuido del sospechoso, se abalanzó sobre él, forcejeó y logró detenerlo. El agresor llegó a apuntarle con su pistola al agente de la Policía de Acción Táctica. En el procedimiento se secuestraron dos armas de fuego.

Una gran cantidad de agentes de la Policía de Acción Táctica (PAT) y del Cuerpo de Guardia Infantería (CGI) arribaron a Moreno al 4000 tras el llamado de una mujer que denunciaba que su pareja la había amenazado con un arma de fuego a ella. Y agregó que en el lugar estaban sus hijos menores de edad. Cuando llegó la policía, el sospechoso tomó de rehén a su familia y disparó contra los agentes.

El agresor tenía abrazada a su hijastra con su brazo izquierdo, en el que portaba una pistola, y con su mano derecha atinó a sacar su celular. En ese preciso momento, Marcos, Policía de Acción Táctica, se abalanzó sobre el sospechoso, forcejearon y logró detenerlo.