El sorprendente Tigre, que la próxima temporada deberá jugar en la B Nacional, dio el golpe en Córdoba y se coronó campeón por primera vez en la máxima categoría al ganarle por 2 a 0 nada menos que a Boca.

En la primera etapa, Federico González y Lucas Janson, de penal, anotaron para el Matador.

El Xeneize fue pura decepción y terminó ofreciendo una pálida imagen ante la enorme cantidad de público presente en el estadio.

“Es una alegría salir campeón con este grupo, que tiene muy buenos pibes”, comentó el entrenador Néstor Gorosito, el DT del campeón. “Lo más importante es que se ganó, pero no soy mejor entrenador porque salí campeón”, agregó.