De vez en cuando sucede que nace algún animal con malformaciones y llama la atención de todos. Desde pollitos, serpientes o terneros, los nacimientos de dos cabezas son impactantes.

En Arrufó, departamento San Cristóbal, ocurrió lo más curioso: nació un ternerito con dos cabezas. El suceso se produjo el miércoles en el campo del productor Roberto Luque donde una vaca había comenzado a parir pero algo no estaba bien. El productor más un veterinario intervinieron para ayudar al animal y se llevaron la gran sorpresa. Algunos dicen que vivió pocos minutos, otros que murió en la maniobra que se hizo para sacar al ternero. Lo cierto es que, según especialistas, el animal no iba a vivir mucho. Sobre las malformaciones agregaron que sólo se trataba de dos cabezas ya que era un solo cuerpo y cuatro patas.

Las imágenes se viralizaron rápidamente y los vecinos se acercaron a curiosear el nacimiento del “ternero mutante” de Arrufó.