Los aumentos de tarifas llegan a todos los argentinos, incluídos los funcionarios que, como cualquier hijo de vecino, deben pagarlos.

Así se conoció el reciente enojo del Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación,Germán Garavano.

El funcionario del gobierno de Mauricio Macri indicó que también se vio “perjudicado” por el tarifazo y que cuando vio la boleta de gas sintió “lo mismo que todo el mundo”. “Pagaba mil y pico de pesos y me llegó la boleta de más de 5 mil en dos cuotas”, agregó.

De este modo, Garavano entiende que la Corte Suprema de Justicia debe expedirse”El recurso está presentado. Como Gobierno tomamos la misma posición que frente a todos los casos, que es no interferir, no criticar ni presionar. Pero sí sería bueno que la Corte resuelva el tema, al menos que decida si admite o no el per saltum solicitado”, presionó el funcionario.

En tanto, el ministro de Justicia explicó que la Procuración del Tesoro presentó el pedido de per saltum semanas atrás, afirmó que el máximo tribunal “lo tiene en estudio”, y aseguró que espera “que haya una definición sobre si se lo acepta o no, que eso es lo primero, antes de la feria judicial, para generar certidumbre”.

Esto es, que el gobierno nacional está siendo demandado por instituciones, multisectoriales y particulares por los impactantes aumentos. Entonces, pretenden que sea la Corte quien unifique los amparos y resuelva. Además, el pre saltum presentado por la procuración del Tesoro busca que el máximo tribunal sea el único con injerencia en el tema.

Por otra parte, de tener visto bueno el per saltum, habría algunas medidas para flexibilizar el ajuste. Por ejemplo, se ampliará la tarifa social, ayudará a entidades de bien público y reducirá costos a las pymes, entre otros.

Por último, sobre los amparos judiciales, Garavano sostuvo que generan “una situación bastante irregular sobre quién paga, quién no paga”, y que “además, esos fallos tienen una deficiencia técnica, más allá de que hay jueces que las estén otorgando”.