La Cámara de Senadores aprobó el proyecto de ley ómnibus enviado por el Poder Ejecutivo que contempla el pago de deudas previsionales a jubilados y pensionados que iniciaron juicios en reclamo de reajuste de haberes y blanqueo de capitales.

La iniciativa, que ya contaba con la sanción de la Cámara de Diputados, comenzó a ser debatida por el Senado pasado el mediodía y la votación se dio minutos antes de las 23.

El proyecto de Ley fue aprobado en general por 55 votos a favor y once en contra tras nueve horas de debate con el apoyo del interbloque Cambiemos más el peronismo disidente y gran parte del bloque del Frente para la Victoria.

En contra votaron un sector ultrakirchnerista, mientras que se abstuvo Proyecto Sur.

¿Qué implica esta nueva Ley?

El núcleo del proyecto es la declaración de la emergencia en litigiosidad previsional, que permite al Ejecutivo firmar acuerdos con los jubilados para pagarle los juicios que iniciaron contra la Anses por la mala liquidación de sus haberes.

Este acuerdo implicará el cese del litigio a cambio de un pago en dos partes, mitad en efectivo y el resto en 12 cuotas trimestrales consecutivas que se irán actualizando. Se crea también una Pensión Universal a la Vejez, con la cual podrán jubilarse hombres y mujeres que no tienen todos los aportes a partir de los 65 años, cobrando el 80 por ciento del haber mínimo.

No obstante, se prorrogó por tres años la moratoria previsional para mujeres y por un año para hombres, con lo cual la pensión a la vejez no entraría en vigencia hasta el año próximo para hombres. Los recursos provendrán de los fondos del blanqueo que irán al Fondo de Garantía de Sustentabilidad. También se habilita la venta de acciones que la Anses tiene en empresas privadas para hacer frente a los pagos en caso de requerirlo. La venta se limitó a que la tenencia en acciones no sea inferior al 7 por ciento de la cartera de la Anses.

¿Qué establece el blanqueo de capitales?

El blanqueo de capitales tendrá vigencia hasta el 31 de marzo de 2017. La operatoria no incluye el ingreso del dinero al país sino sólo su declaración, sobre la cual se cobraría un punitorio. Si el total de bienes a exteriorizar es de hasta 305 mil pesos, se podrá blanquear a costo cero; hasta los 800 mil pesos, deberá pagarse un impuesto del 5 por ciento; y si es mayor a 800 mil, el impuesto es del 10 por ciento hasta el 31 de diciembre próximo y del 15 por ciento si se produce el primer trimestre de 2017.

Fueron excluidos los funcionarios públicos, cónyuges, padres e hijos menores emancipados de esos funcionarios y los condenados por delitos tributarios con sentencia firme, entre otros casos.

Fuente: Télam – Página12