El emblema dentro de la cancha, acaso el jugador más reconocido por el hincha de Colón en el último tiempo, dejará de vestir la camiseta Sabalera. Estamos hablando ni más ni menos de Luis Miguel Rodríguez, que por una decisión personal dispuso quedarse en su Tucumán natal para vestir -y seguramente retirarse- la camiseta de Atlético.

La presencia del delantero en el inicio de la pretemporada, más detalles de las negociaciones que se conocieron, asemejaban que el Pulga renovaría en Colón. De hecho, el Sabalero le había ofrecido un contrato por dos años con un súbito aumento salarial que implicaba un esfuerzo nunca antes hecho por el club. Pero la decisión personal del Pulga pudo más.

Tal es así que el día martes, el Pulga solicitó unos días para marcharse a Tucumán, donde se vacunó contra el coronavirus este mismo jueves, y finalmente, no volver.

Desde la temporada que viene, Rodríguez vestirá nuevamente la camiseta de Atlético Tucumán, club desde el cual se erigió en el fútbol profesional. Aunque fue Colón el que le permitió alcanzar la gloria. Esa gloria que todo el pueblo Sabalero le agradece.