El exjefe de la agrupación de barrabravas Hinchadas Unidas Argentinas (HUA) Marcelo Mallo se entregó en la sede de Olivos de Prefectura Naval, tras permanecer prófugo de la Justicia durante tres semanas.

Mallo era buscado por la tenencia de un arma de guerra que se utilizó en el doble crimen de colombianos en el Unicenter Shopping en 2008.

En las últimas horas, el barra Mallo se entregó junto a su abogado José Novello, luego de haber estado más de tres semanas prófugo de la Justicia.

Esta mañana presta declaración ante la Jueza Arroyo Salgado.

Cabe recordar, que el exjefe de HUA tenía pedido de captura emitido por el juez platense César Melazo.

La medida se relaciona con la causa denominada como “Masacre de Unicenter”, ya que una pistola hallada en su propiedad es una de las que participó en el homicidio de dos colombianos en ese centro de compras el 24 de julio de 2008.