El Ministerio de Salud avanza en la implementación de medidas que descomprimir los hospitales ante la llegada de la segunda ola de coronavirus. Liberar camas y derivar internaciones el Cemafe es parte de la estrategia sanitaria del gobierno que activó el plan b ante el aumento de la velocidad de los contagios.

“Yo creo que lo más importante en este momento es decir bueno, cuál es la estrategia que se nos presenta en virtud de cómo viene el número de casos y esto tiene que ver con que si necesitamos camas de internación clínica para Covid, hoy necesitamos camas crítica”, describió el Secretario de Salud, Jorge Prieto.

“Lo que nosotros hicimos hoy es una ampliación de lo que hace la internación general. Ya hemos expandido casi en 273 por ciento de la capacidad operativa, teníamos entre el sector público y privado alrededor de 1.000 camas y 6.800 en lo que era la internación general entre lo público y lo privado”, detalló el funcionario.

“Hoy el porcentaje de ocupación de camas críticas por Covid es bajo, tenemos un gran porcentaje de ocupación de camas que no Covid, pero independientemente de esto, si bien se comienza a hacer estratificación en cada uno de los efectores la forma de expandirnos es esta, con los planes que el año pasado no nos ocupamos y que sin duda hoy seguramente nos tenemos que preparar porque el impacto va a ser corto pero muy expansivo”, acotó.

“Acá tenemos una limitante que tiene que ver fundamentalmente con el recurso humano, que no resulta fácil porque esto no lo podemos comprar. El personal está agotado y tenemos un gran agradecimiento en el acompañamiento que han tenido hasta este momento de la pandemia. Creo que el equipo de salud se ha puesto al hombro esto y tiene una responsabilidad enorme, por eso no tenemos más que para agradecimiento como nos han acompañado frente a esto”, haciendo un reconocimiento al personal de salud.

“Hoy mirando la estrategia y la necesidad que tenemos, ya teníamos este plan B y plan C en lo que era la expansión del número de camas. En el día de ayer se armó la logística acá en este centro de atención de especialidades médicas, que ya cuenta con 20 camas para internación. Seguramente la complejidad la vamos a marcar en forma estratégica con el equipo de salud”, dijo sobre las medidas que se están tomando.

“Estamos necesitando en este momento un pulmón que nos pueda contener la demanda que sea entre el tercer nivel y el segundo nivel para poder ir liberando camas. Hoy el trabajo es en forma conjunta: se hace día a día y la dinámica que ayer presentaba en lo que hace el porcentaje de ocupación de cama es diferente al que tenemos hoy”, remarcó Prieto.

El Cemafe habilitó el bloque A con 20 camas disponibles para atención de pacientes no Covid en el área clínica de mediana y baja complejidad.

“El trabajo que se realiza es un trabajo en red dentro de los distintos servicios de salud y es para dar respuesta y soporte a la falta de internación o de camas de internación que tienen los hospitales Cullen e Iturraspe”, destacó Fabián Mendoza.

Respecto a las internaciones, el director del Cemafe reconoció que habrá un horario de visita de los familiares de los pacientes pero será con limitaciones.