El Concejo Municipal tiene todo listo para sancionar el proyecto, posiblemente por unanimidad, la ordenanza que propone la “tolerancia cero” del alcohol al volante, una iniciativa presentada en 2018 y que busca aminorar una de los principales causas de siniestros viales en la ciudad.

Según la propuesta elaborada por el concejal Ignacio Martínez Kerz (PJ), “se entenderá que una persona se encuentra en estado de intoxicación alcohólica cuando la medición alcoholimétrica detecte la presencia de alcohol en sangre, cualquiera sea su concentración por litro. Sin embargo, cuando la medición alcoholimétrica no supere las dos décimas de gramo por litro (0,2 gr/l) de sangre, no se aplicarán sanciones administrativas“. El proyecto fue acompañado por las firmas de los ediles Sebastián Pignata y Lucas Maguid.

Si la ordenanza se sanciona, la norma comenzará a regir a partir de los 180 días de su promulgación.

FALSO POSITIVO

“De resultar positiva la medición alcoholimétrica, sin importar los valores que arroje, se considerará como alcoholemia peligrosa y se actuará conforme lo establece la normativa vigente para estos casos. Sin embargo, cuando la medición alcoholimétrica no supere las dos décimas de gramo por litro (0,2 gr/l) de sangre, no se aplicarán sanciones administrativas. Los dispositivos de medición alcoholimétrica no son perfectos. Hay casos de conductores que bebieron alcohol y, sin embargo, el control de alcoholemia les da negativo, porque los dispositivos están descalibrados. Entonces, los 0,2 gr/l están contemplados como un margen de error, no de tolerancia”, había explicado el concejal durante la presentación de la iniciativa.