La ciudad de San Lorenzo se vio conmovida desde el fin de semana cuando un joven hizo un pozo en su casa y encontró un cráneo. A muchos simplemente los sorprendió pero no a la familia Perassi que desde hace casi siete años busca a su hija Paula, desaparecida sin rastro alguno.

Alberto Perassi, el papá de Paula, es quien está detrás de esta búsqueda desesperada. El hombre se enfrenta a una desaparición que cuenta con la complicidad de sectores muy poderosos de la ciudad. Lo han amenazado y la justicia hoy lo obliga a que utilice las 24 horas un chaleco antibalas. 

Según citó el diario Síntesis, desde el momento en que se enteró del hallazgo, Alberto Perassi concurre cada día al lugar.

Conoció la noticia el domingo a pasadas las 19.30 hs., momentos después de que el joven que halló los restos humanos lo denunció. Una hora más tarde, Alberto llegó a la vivienda de calle San Juan 2249, en barrio Mitre, con la incertidumbre y la necesidad de saber si se trata o no, de su hija Paula desaparecida desde el 18 de septiembre de 2011. “Hace del domingo que vengo a cada rato, estuve siempre presente porque desde cuando me enteré de la noticia, la posibilidad está dada, si no es ella, quiero saber también qué pasó, no puede ser que esto quede en la nada”.

Alberto aseguró que lo llevó hasta allí un temor profundo: “lo que más me aterraba es que metieran la mano los delincuentes de la Unidad Regional XVII”, dijo con el antecedente de que cinco policías de esa Unidad están acusados y detenidos por entorpecer la investigación por la desaparición de su hija.  “Un policía me vino a decir que yo no podía pasar y yo le dije -¿Sabés cuál es mi problema?: que actúen ustedes, los delincuentes de la UR17-”, contó Alberto.

Por otra parte, inmediatamente de conocer la noticia, Perassi se contactó con el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), encabezado por el antropólogo sanlorencino Juan Nóbile: “hice contactos telefónicos y me dijeron que ellos van a hacer los trabajos y eso me dejó tranquilo”, contó. Efectivamente, este miércoles ese especializado grupo comenzó las tareas en el lugar.

Me pasé un fin de semana con mucha adrenalina”, dijo Alberto y agregó: “vengo todos los días. Quiero estar acá para ver si hay alguna novedad. Si no es lo mío, quiero saber de qué se trata, espero que no lo dejen en el olvido”, expresó.

Me voy a quedar hasta que haya una noticia”, agregó Alberto, con un sentimiento entre ansiedad y esperanza y recordó que hará lo mismo que cuando en Capitán Bermúdez se halló un cuerpo humano a la vera de la autopista. Hasta que le dijeron que se trataba de un hombre, permaneció en el lugar.

Si no es Paula, acá comienza otro quilombo”, concluyó.

Se cumplieron 5 años sin PAULA PERASSI

Santafeadiario/Síntesis