Cuando faltan días para las Paso y a horas de iniciarse la veda, se intensifica la interna entre los candidatos a diputado nacional de Juntos por el Cambio. Es que Martín Rosúa asegura la boleta que lo postula es válida, pero como no fueron autorizados a adherirse a la del presidente, decidieron no exponerla en el cuarto oscuro.

“No vamos a perjudicar al presidente colocando una boleta en el cuarto oscuro que pueda confundir al electorado. A sabiendas que esta decisión resta competitividad a nuestra lista, ya que la gran mayoría de los ciudadanos votan con boletas que se exhiben en el cuarto oscuro”, reza el comunicado difundido a última hora este jueves.

En este marco, voceros de Rosúa aclaran que aquellos que elijan votarlo pueden llevar la boleta en el bolsillo. “Esto no quita que adherentes, militantes y ciudadanos que así nos lo soliciten, no puedan concurrir con nuestra boleta mas la boleta presidencial a votar a ambas categorías”, detalla el mensaje.

Asimismo, advierte que la boleta en cuestión “está oficializada, es válida y allí radica la principal mentira de quienes solo han demostrado a lo largo de esta campaña que quieren excluir, restar apoyos y ahora buscan excusas de lo que pareciera ser un resultado adverso”.

Rosúa se refiere a José Corral y a Federico Angelini como “responsables del daño que este accionar provoque a la performance de Mauricio Macri” en Santa Fe, al tiempo que subraya que “actitudes de este tipo impidieron que el radicalismo en su gran mayoría acompañara una opción de cambio en la provincia”.

En un primer momento, la Justicia habilitó al espacio liderado por Julián Galdeano para competir con la cara de Rosúa junto a la de la fórmula presidencial. Sin embargo, la Cámara Electoral Nacional revocó la sentencia y sólo la nómina oficial encabezada por el Federico Angelini podrá ir con el modelo largo.