La vicegobernadora, Alejandra Rodenas, dijo ayer desde Rosario que la provincia inició su camino hacia el pico de contagios de coronavirus. Luego del registro de 747 casos positivos y de alcanzar las 97 víctimas fatales, el gobierno analizó qué pasos se deben tomar: si más restricciones o de qué manera bajar la circulación.

En la primera reunión del día, la funcionaria detalló el nivel de ocupación de camas críticas que superan el 62 por ciento.