Esta madrugada, alrededor de las 3.30, un soldado de guardia en el batallón de Anfibios de la ciudad de Santo Tomé fue asaltado por tres delincuentes que los despojaron de su armamento reglamentario, en este caso un fusil FAL -fusil automático liviano- calibre 7,62 con su cargador  y otros dos cargadores con 20 balas cada uno.

Los ladrones huyeron del predio del Ejército Argentino llevándose el arma y las 60 balas de guerra sustraídas. El caso fue informado a la jefatura de esa unidad militar y éstos adelantaron el suceso por teléfono a la delegación Santa Fe de la Policía Federal Argentina, que a su vez informó a las autoridades de la justicia federal con sede en la ciudad de Santa Fe.

Fuente: Uno Santa Fe