El joven de Marcos Paz, Brian Toledo arrojó la jabalina unos 81 metros 96 centímetros y se metió en la final de los juegos olímpicos de Río.

A sus 22 años, Brian mejoró su lanzamiento y se ubicó en el quinto puesto del grupo A, lo que significó la clasificación en el 12º lugar en la final.

Si bien la obtención de medallas parece un poco difícil, él más que nadie sabe que no hay imposibles porque pasó de vivir en un ranchito inundado de carencias a codearse con los mejores deportistas del mundo e hizo historia lanzando la jabalina.

A las 20.55 el país le enviará fuerzas para que Toledo lance la jabalina lo más lejos posible.

 

Vamos Brian!!!