La Delegada de la Regional III de Eduación, Romina Indelman, renunció a su cargo en la mañana de este miércoles.

Indelman dijo que “asume el error” y admitió que puso a disposición su renuncia de los funcionarios.

“Cometí el error de estar ahí y no haber tenido los cuidados que tuve durante todo este período. Reconozco haberme equivocado, reconozco el error. No sabía si ir, porque el día había sido intenso, con la recorrida a las escuelas. No tendría que haber bailado, tendría que haberme quedado sentada en la puerta“, dijo.