Remi Gaillard es el “pranker” (bromista) más famoso de Francia. Sus videos se hicieron famosos en todo el mundo porque traspolaba a la calle decenas de situaciones cotidianas y las hacía ver ridículas, la gente estallaba de la risa.

Con el tiempo, Remi le fue dando una impronta distinta al resto de los prankers youtubers que existen y sus bromas empezaron a ser más ácidas pero cargadas de concepto protector hacia el reino animal. Una de sus bromas realizadas en 2015 le valieron hasta denuncias por acoso sexual. El francés se disfrazaba de perro y corría por la playa, molestaba a la gente y hasta simuló montar una chica. Lo que explica en el video es que “los animales no tienen educación” por eso cada vez que caracteriza a uno “la gente espera que reaccione civilizadamente” pero su idea no es esa. El elefante arroja agua con su trompa, el delfín observa a través de la pecera a los humanos y los filma, la paloma defeca sobre los autos y hasta un caracol a arrastre lento colapsa el tránsito.

Gaillard puede parecer loco pero sus bromas transgresoras ha pegado mucho en la gente que ama a los animales y ve en este reproche un serio mensaje por los animales.