Enrique Sacco, el periodista y última pareja de Débora Pérez Volpin, habló ante los medios tras la inhumación de los restos de la legisladora.

Rodeado por familiares y frente a sus colegas, Quique agradeció el respeto de toda la gente y el tratamiento que se dio del caso en los medios. No obstante, Sacco enfatizó en que “No queremos venganza, queremos saber la verdad”. Cabe recordar, que un perito contratado por la familia indica que pudo haber mala praxis.

Sobre la cuestión sentimental, Quique estuvo al borde del quiebre cuando mencionó que se enamoró de una mujer maravillosa pero se vio mas sorprendido por la inmensa demostración de cariño de la gente.