Así lo aseguró el presidente Mauricio Macri, ante las tribunas colmadas en el estadio cubierto de Unión de Santa Fe, lugar en el que aterrizó en helicóptero presidencial para apuntalar a sus candidatos. 

El presidente llegó en medio de un enorme despliegue policial, previa visita por el peligroso barrio Alto Verde, y en una tarde gris con una llovinzna incesante. Macri dijo que con “tantas denuncias, tantos pronósticos malos, empieza a sospechar que hay gente que quiere que a los argentinos nos vaya mal” y destacó que “son los mismos que estaban antes los que vuelven a insistir con el miedo”.

Además, el mandatario dijo que no va a parar hasta “echar a patadas al narcotráfico y meter presos a todos”. En otro tramo de su discurso, Macri sostuvo que “tenemos que bajar los impuestos” y destacó que “en Argentina se otorga un crédito hipotecario cada dos minutos”.

 

Foto: Twitter MartinSperatti