En las últimas 24 horas, se registraron en Rosario tres crímenes a sangre fría. Los dos primeros ocurrieron anoche a las 23 cuando acribillaron a dos jóvenes desde un automóvil con pistolas calibre 9mm.

El otro caso es el del comerciante Héctor Villalba que se disponía a abrir su concesionaria de autos esta mañana cuando en un intento de entradera forcejeó con los delincuentes y le pegaron dos tiros en el pecho.

Los ajuste de cuentas, peleas entre bandas narco y muertes en ocasión de robo tienen a la ciudad de Rosario nuevamente en los primeros lugares de una lista triste sobre accionar criminal.

El diario Rosario3 relevó en las últimas horas que “Entre el 17 de julio y el 19 de agosto hubo 24 crímenes en el departamento Rosario. Algunos ocurrieron en ocasión de robo. En la mayoría de los hechos los agresores usaron armas de fuego y las víctimas fueron jóvenes.”

El detonante fue la ejecución de Fabricio Zulatto, de 21 años, quien fue llevado a un rancho y en un supesto ajuste le dieron 3 tiros en la cabeza y lo arrojaron a un pozo ciego. Por este hecho está detenido Andrés Soza Bernard, sobre quién ya pesa una condena de 13 años por el homicidio de Gabriela Núñez. Sin embargo, estaba en libertad por buena conducta.

Por su parte, el ministro de Seguridad de la Provincia de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, fue consultado ante la ola de homicidios y elevó el tono al pedir “No hacerse los boludos”

ESCUCHÁ

Fuente: Santafeadiario – Rosario3 – Radio2