Jésica Zanabria tenía 11 años y vivía con su familia en Puerto Reconquista. Este domingo participó de los festejos por el día del niño pero al regresar ingresó a la vivienda cerca de las 18 Hs y a los pocos minutos la encontraron ahorcada con el cinto del guardapolvos.

Un vecino intentó reanimarla pero no fue posible. A los pocos minutos llegó la policía y el equipo de peritos criminalísticos que analizaron la escena.

La familia de Jésica está compuesta por la madre y ocho hermanos. Una vida muy difícil ya que la jefa de hogar solo sobrevive con la ayuda del estado. La hermana mayor tiene 21 años. Una de las hermanas, de 16 años, está embarazada. El más pequeño de los hermanos tiene un años y medio.

 

Fuente: Reconquista.com.ar