En la mañana de este lunes, el gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz junto con el ministro de Economía, Gonzalo Saglione anunciaron una propuesta para reducir impuestos en créditos hipotecarios.

Al respecto, en conferencia de prensa, el ministro Saglione manifestó que “esta propuesta que estamos elevando a la Legislatura fue consensuada en el seno de la Comisión de Análisis Tributario, específicamente en el sub sector de la construcción (…) para nosotros es importante acompañar esta iniciativa y planteamos un proyecto de ley que supone la disminución de esta alícuota por un año, a los fines de poder verificar en qué medida las entidades bancarias cumplen con el compromiso de trasladar esta reducción tributaria a la cuota final que tiene que pagar el tomador del préstamo”.

“En sentido el proyecto propone que para todos los créditos hipotecarios que se otorguen, desde la sanción de la ley y por el período de un año, regirá la reducción de la alícuota para toda la vida del préstamo y, luego de un año, una vez verificado el cumplimiento por parte de las entidades bancarias, el proyecto de ley plantea la opción de prórroga por un año más a cargo del Poder Ejecutivo”, explicó el funcionario provincial.

Por su parte, el gobernador Lifschitz, reveló que el proyecto fue evaluado durante varias semanas “a partir de la reactivación de los créditos hipotecarios, enfocados en permitir el acceso a la vivienda a familias trabajadoras que, obviamente, tienen que contar con ingresos para acceder a ese financiamiento pero con planes extendidos en el tiempo, con tasas bastante acomodadas a las posibilidades de las familias” y agregó: “entendimos que era conveniente que la provincia contribuya disminuyendo los costos de la carga impositiva referidas a ingresos brutos”.

“Estamos poniendo en evidencia el interés del Gobierno de la Provincia de Santa Fe de poder avanzar en esta medida, que esperamos sea efectiva para alentar a quienes no tienen vivienda, que puedan acceder de esta manera a un crédito hipotecario y con ello, de manera accesoria, incentivar la actividad económica y la generación de empleo como un beneficio adicional de la reactivación del mercado de la vivienda”, señaló Lifschitz.

En otro tramo de la conferencia, Saglione reveló que el crédito puede ser utilizado para la construccción de viviendas o para las ya existentes y ante la consulta sobre si son para los créditos tomados de acá en adelante o tiene algún grado de retroactividad, el funcionario señaló que “la propuesta sugiere aplicar la reducción tributaria para las nuevas operaciones de préstamo que se realicen desde la sanción de la Ley y por el término de un año” y explicó que “justamente lo que estamos procurando es reducir el déficit habitacional existente y eso sólo lo vamos a hacer con nuevas operaciones de financiamiento hipotecario”.

Sobre el impacto de la medida sobre las cuotas, el gobernador Miguel Lifschitz ejemplificó: “en un préstamo de un millón de pesos a 20 años, la cuota inicial arrancaría sin la reducción en el orden de los 7.700 pesos mensuales y con esta medida estaría bajando al orden de los 6.500 ó 6.600 pesos”.