Franco Rolón, el policía y remisero que la semana pasada mató a dos pasajeros en un presunto intento de robo, salió libre bajo fianza y esperará de ese modo el proceso judicial.

Ante los medios, Rolón dijo que fueron los 15 minutos más largos de su vida y que nunca pensó en que iba a tener que hacer lo que hizo, algo que remarcó “no me pone orgulloso porque yo salí a trabajar”.

Consultado sobre la situación de la seguridad en la provincia, el policía dijo “Estamos desprotegidos”.