Un policía y un abogado cayeron presos tras una investigación de Asuntos Internos de la Policía de Santa Fe. El uniformado y el letrado cobraban un “rescate” a los damnificados por robo. Un civil los denunció y el martes fueron detenidos.

 

Asuntos Internos llevó a cabo un operativo donde se detuvo a cuatro personas, entre ellos un policía y un abogado.

Los hechos se dieron luego de que un hombre, que estuvo detenido por tentativa de robo, denunciara que un unfirmado le había solicitado 10 mil pesos para devolverle de manera “más rápida” la moto que había sido secuestrada al momento de quedar apresado.

El secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad del ministerio de Seguridad, David Reniero manifestó: “hay una víctima, una persona que se acerca a la secretaría de Control y Asuntos Internos donde por una cuestión que tiene que ver con un proceso, se le había retenido la moto y para recuperarla el policía le pedía dinero, algo que muchas veces se escucha o se sabe y en este caso puntualmente se dio y activamos nuestro procedimiento para poder detenerlo”.

Sobre la situación de la víctima que había estado detenida por tentativa de robo, Reinero señaló que “esté la situación procesal que esté un ciudadano, el policía tiene otro rol, tiene que cumplir otra función, por eso no podemos tolerar estas cuestiones. Es una práctica que como ciudadanos nos tiene que poner en alerta”.

La persona trasladada por tentativa de robo fue llevada en primera instancia a la Seccional 9na y después derivada a la Seccional 4ta “y ahí se le hace el pedido de dinero para devolverle la moto supuestamente más rápido (…) queremos ser inflexibles en estas cuestiones”, remarcó Reinero.

Vale aclarar que las detenciones del policía y del abogado se dieron al momento de realizarse el pago para la devolución de la moto. Los otros detenidos, son dos personas que tansitaban por el lugar, reconocieron al abogado y se detuvieron a saludarlo. Luego de conocerse que no tenían nada que ver con el hecho, se los liberó.