Con la entrada en vigencia del acuerdo del gobierno con carnicerias para vender “cortes populares a precios populares”, se viralizaron hoy imágenes de bandejas con cortes de asado que en su mayoría era grasa.

Pero qué hay de cierto y qué se dijo en la discusión. Entre los tuiteros más enfurecidos estuvo “El Dipy”, el cantante opositor mostró las fotos y dijo que “Se c@gan en el hambre de la gente” y que “ni a los perros se les da eso”.


Allegados del oficialismo señalaron que esas bandejas de grasa pertenecen al supermercado La Anónima, de la familia de Marcos Peña, exjefe de gabinete. Ademas, aducen que se trata de una campaña dañina ya que en otros locales como la cadena COTO, los cortes son diferentes.

Al margen de la discusión partidaria, vale recordar que la misma cadena habia sido puesta en evidencia años atrás con la venta de huesos de pollo y carne podrida.