El fiscal Carlos Stornelli pidió la indagatoria, el desafuero y detención de Julio De Vido en la causa donde se investiga el desvío de más de 26.000 millones de pesos entre 2005 y 2015, que debían destinarse a la mina de Río Turbio en Santa Cruz.

El pedido se realizó ante el juez Luis Rodríguez por el presunto delito de “defraudación a la administración pública” y “malversación de fondos”. La solicitud de indagatorias incluye a otros 23 involucrados en la causa, entre ellos a Roberto Baratta.

​La cifra investigada supera los $ 26.000 millones, fondos aplicados desde el extinto ministerio de Planificación entre 2005 y 2015. El dinero se volcaba a través de YCRT, empresa minera intervenida desde 2002 cuya autoridad era en el último período, Atanasio Pérez Osuna, actual intendente de Río Turbio.

Sin embargo, el año pasado la actual gestión de YCRT a cargo de Omar Zeidán, denunció a De Vido por malversar dicha suma de dinero que debía destinarse a la Zeidán de la mina y cuya producción se encontraba en los mismos niveles que tenía en 1953.

Además, se remarcó que en el período 2011 – 2015 se debían construir 37.975 metros de túneles y sólo se realizaron 11.244 metros “un 70 % menos de lo planificado“.

Los delitos son lo suficientemente graves para pedir la detención de De Vido y los demás involucrados”, indicaron fuentes de la causa.