Será este Miércoles 15 de junio, cuando el Ministerio de Trabajo de la Nación reciba a la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares.

La convocatoria se da luego de un pedido de diferentes gremios del sector para “acelerar” las negociaciones paritarias de la actividad previstas para agosto.

Los fundamentos del adelantamiento de las negociaciones corresponden al “agravamiento de la situación general y el notorio desfasaje que hay por la inflación”, destacaron desde los gremios.

Cabe destacar, que el sueldo actual del “Personal para tareas generales con retiro”, el más habitual del sector, es de 5.358 pesos por 8 horas de trabajo y la hora está establecida en 43 pesos.

 

DATOS DE EMPLEO DOMÉSTICO EN ARGENTINA

La Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares está integrada por siete gremios, dos asociaciones civiles empleadoras, el Sindicato de Amas de Casa (Sacra) y el Emtracap (Empleadores de Trabajadores Comprendidos en el Régimen Especial de Trabajo para el Personal de Casas Particulares) y por funcionarios de los Ministerios de Economía, Desarrollo Social y Trabajo en representación del Estado Nacional.

Actualmente, de un total estimado de 1.150.000 empleadas domésticas que trabajan en todo el país se encuentran registradas unas 420.000 personas y se observa en los últimos 18 meses, según los especialistas, un estancamiento en el blanqueo de trabajadores.

El 29 de septiembre de 2015 se firmó el primer acuerdo paritario de la historia del sector que contempló un aumento salarial del 28 por ciento a pagarse en dos tramos.

El convenio de la actividad no sólo contempla a las empleadas domésticas sino también a los cuidadores no terapéuticos y los caseros, entre otros.

La ley que creó este régimen laboral fue promulgada en abril de 2013 por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y la nueva norma reconoce así al personal del servicio doméstico los mismos derechos que al resto de los trabajadores del país, como vacaciones pagas, jubilación, indemnización por despido y una jornada de trabajo de 48 horas semanales como máximo.