En el tramo final de la transición hacia su futuro gobierno, Omar Perotti reunió en Santa Fe a dirigentes, legisladores e intendentes del Partido Justicialista (PJ) con el fin de mantener la unidad lograda en las últimas elecciones y evitar que crezcan los roces generados en la nueva etapa.

El gobernador electo recordó que en los comicios provinciales se logró “la unidad de todos los sectores que parecía imposible que estuvieran juntos”.

La crìtica a Lifschitz no se hizo esperar. Perotti lanzó dardos al gobernante actual porque falta la información de si estará el dinero para los sueldos y aguinaldos. Y regó sospechas al decir que “cuando hay mucho ruido es porque se quieren tapar cosas”.