El COA (Comité Olímpico Argentino) informó la participación de los deportistas argentinos del lunes 15.

El deporte argentino sigue haciendo historia en estos XXXI Juegos Olímpicos – Río 2016. Esta vez fue el seleccionado masculino de voleibol el que dio la nota: por primera vez se metió en los cuartos de final quedando como líder de su grupo (esto no había pasado en ninguna de sus seis presentaciones olímpicas, ni siquiera cuando obtuvo la presea de bronce en Seúl 1988). Argentina ahora ocupa el puesto trigésimo séptimo en el medallero, con el oro de Paula Pareto, en la categoría hasta 48 kilos de judo y la plata de Del Potro, en individual masculino de tenis; además registra tres diplomas olímpicos: el seven de rugby; Melisa Gil en la prueba de skeet de tiro deportivo y Emiliano Grillo en el individual masculino de golf. El detalle completo de hoy:

 

 

VOLEIBOL

 

Ayer fue el seleccionado masculino de hockey sobre césped y hoy el masculino de voleibol. Los dos marcaron hechos históricos. En este caso, los chicos conducido por Julio Velasco vencieron a Egipto 3-0, con parciales de 25-16, 25-19 y 25-20, y por primera vez en la historia de este deporte se metieron en los cuartos de final de un Juego Olímpico, quedando como líder de su Grupo, el B. En la próxima ronda se medirá con Brasil, el cuarto posicionado en la Zona A.

Los argentinos quedaron como los líderes del grupo, algo que nunca habían conseguido en las seis participaciones anteriores -incluso cuando obtuvieron el bronce en Seúl 1988- superando en la fase de grupos a Polonia, actual campeón del mundo, y Rusia, medalla dorada en Londres 2012.
Argentina llevó con tranquilidad y sin desesperarse el hecho de que dependía de sí mismo para finalizar en el primer lugar de la zona, ya que si ganaba por 3-0, como finalmente sucedió, se volvía inalcanzable en el coeficiente de sets para Polonia, que más tarde juega con Cuba.
El capitán, Luciano De Cecco, celebró la victoria ante Egipto y aclaró que “dimos lo máximo en todos los partidos y hoy no fue la excepción. Nunca pensamos en si era o no conveniente ganar hoy, el que especula siempre pierde. Si toca Brasil, jugaremos con Brasil. Hay que disfrutar lo conseguido hasta el momento y estar preparado para el rival que toque en 48 horas”. Finalmente, tocó Brasil.

Julio Velasco, en tanto, se mostró confiado de cara a lo que vendrá: “Los pibes están hipermotivados, en ese aspecto no vamos a tener que trabajar para el próximo partido. Todos estamos muy contentos y orgullosos por lo logrado. Es un honor haber salido primeros del grupo, nunca había ocurrido en un Juego Olímpico”.

En su camino a la ronda de los ocho mejores, Argentina derrotó a Irán (3-0), Rusia (3-1), Cuba (3-0) y Egipto (3-09 y solo perdió con Polonia por 3-0.

Entre el numeroso grupo de argentinos que asistieron a alentar al equipo de Velasco, aproximadamente unas 3000 personas, estuvieron la judoca Paula Pareto, ganadora de la medalla de oro en la categoría hasta 48 kilos, y la lanzadora de martillo Jennifer Dahlgren.

 

BASQUETBOL

 

Lejos estuvo el seleccionado de basquetbol de repetir el emocionante partido que protagonizó ante Brasil. Salvo un arranque prometedor, hoy fue claramente superado por España, que lo venció por 92 a 73 en partido correspondiente a la última fecha de la fase de clasificación del Grupo B. El equipo que conduce el bahiense Sergio Hernández, que ya estaba clasificado de antemano para la siguiente ronda, finalizó así con un balance 3 victorias y 2 caídas, del mismo modo que España, su rival de esta noche en el Arena Carioca I. En la próxima ronda, el equipo argentino enfrentará al “Dream Team” de Estados Unidos, el próximo miércoles.
Con este resultado, la otra noticia del día fue que quedó eliminado Brasil, que a primera hora doblegó a Nigeria por 86-69. Y la decepción fue grande para los dirigidos por el argentino Rubén Magnano.
El máximo anotador del partido resultó el alero del Real Madrid, Rudy Fernández, autor de 23 tantos, mientras que el principal goleador del quinteto albiceleste resultó el base Nicolás Laprovíttola, con 21 puntos.
El equipo argentino arrancó inspirado y dos triples de “Manu” Ginóbili otorgaron ventaja en el arranque (8-3, a los 2m 30s). Sin embargo, el campeón europeo capitalizó la mano de Rudy Fernández, descubrió fisuras en la defensa albiceleste que no realizó bien las cortinas y llegó siempre tarde a la intención de corte. Desde entonces, España fue estirando y regulando la ventaja. El equipo español ya sabe que será segundo en el Grupo B y se medirá el miércoles en cuartos con Francia.

El alero Andrés Nocioni, reconoció que el equipo no encontró nunca “la manera de jugarle a España. Ellos nos plantaron un partido a nivel físico, tienen mayor capacidad atlética y nos lastimaron. Quedó demostrado que cualquiera podía ganarle a cualquiera. El hecho de que hayan llegado a la última fecha los seis seleccionados con chances de clasificar a la segunda ronda habla a las claras de la paridad, del hecho que terminó todo siendo muy parejo. El torneo es duro, pero más lo fue el Preolímpico de México”.

En tanto, el técnico Sergio Hernández resaltó que su equipo jugará en cuartos de final “contra quien se ponga enfrente (aún no se conocía que Estados Unidos era el próximo obstáculo) porque no elegimos rival ni hinchamos por nadie. No nos podemos quedar llorando y lamentándonos por lo que pasó. El miércoles tenemos que jugar nuevamente y trataremos de hacerlo de la mejor manera posible. España necesitaba la victoria más que nosotros. Lo ganaron en buena ley”.
ARGENTINA (73): Nicolás Laprovíttola 21, Emanuel Ginóbili 16, Carlos Delfino 1, Luis Scola 7 (x) y Roberto Acuña 2 (f.i.); Andrés Nocioni 6, Facundo Campazzo 10, Patricio Garino 0, Marcos Delía 2, Leonardo Mainoldi 6, Gabriel Deck 0 y Nicolás Brussino 2. DT: Sergio Hernández.
ESPAÑA (92): Ricky Rubio 2, Sergio Llull 10, Rudy Fernández 23, Nikola Mirotic 10 y Pau Gasol 19 (f.i.); Sergio Rodríguez 5, Felipe Reyes 5, Víctor Claver 0, Willy Hernángomez 4, Juan Carlos Navarro 6 (expulsado), José Manuel Calderón 6 y Alex Abrines 2. DT: Sergio Scariolo.
Parciales: España 25-15, 48-35 y 71-57.
Árbitros: Christodoulou (Grecia)-Seibel (Canadá)-Roberto Vázquez (Puerto Rico).
Estadio: Arena Carioca I (Parque Olímpico, Barra de Tijuca).

 

HOCKEY SOBRE CESPED

 

Por primera vez en los últimos veinte años, Las Leonas se quedaron fuera de la lucha por medallas en un Juego Olímpico. De todos modos, su eliminación fue dignísima. Cayeron ante Holanda, el actual campeón, por 3-2 (remontaron un 0-3) en una de los choques de cuartos de final, disputado en el Centro de Hockey, de Deodoro. En los otros, Nueva Zelanda le ganó 4-2 a Australia, Alemania 2-1 a Estados Unidos y Gran Bretaña 3-1 a España. En semifinales, Holanda se medirá con Alemania y Nueva Zelanda con Gran Bretaña, el próximo miércoles.
El técnico Gabriel Minadeo, en una decisión digna de lo más puro del espíritu olímpico, reemplazó a la arquera Belén Succi por la delantera Delfina Merino y terminó buscando el empate con una jugadora de campo en la valla. Además, en ese lapso, Florencia Habif recibió una tarjeta verde y debió abandonar la cancha, por lo que Las Leonas se jugaron a suerte y verdad en inferioridad numérica.
Las lágrimas del final por no acceder a las semifinales fueron largamente premiadas por los simpatizantes argentinos que se dieron cita en Deodoro bajo una lluvia intensa.
Las Leonas, en su primer Juego Olímpico sin su máxima estrella, Luciana Aymar, sufrieron más de lo esperado para meterse en la segunda fase, ya que sólo le ganaron a Japón (4-0) e India (5-0), cayendo con Estados Unidos (2-1), Gran Bretaña (3-2) y Australia (1-0).
Pero esta noche, ante una potencia como Holanda jugaron sin complejos y pusieron en apuros a la gran candidata al oro en Río, sin bajar los brazos hasta el último segundo y alentadas permanentemente por su incondicional y numerosa hinchada.
Esta será la primera oportunidad en que Las Leonas, después de 20 años (Atlanta 1996) se quedarán sin medallas, ya que desde entonces hasta Londres 2012 habían cosechado cuatro: dos de plata (Sidney 2000 y Londres 2012) y dos de bronce (Atenas 2004 y Beijing 2008). Ahora jugarán por un puesto entre el quinto y el octavo.

La delantera de Liceo Naval de Buenos Aires, Rocío Sánchez Moccia reconoció que el seleccionado no pudo demostrar “todo lo que verdaderamente somos como equipo. A pesar de la eliminación me siento bien porque dejamos todo y eso era importante. Decidimos irnos de esa manera y se consiguió”. Sánchez Moccia le agradeció al público por el apoyo que les brindó desde las tribunas, haciéndolas sentir locales.
El partido tuvo, además, dos espectadores de lujo: el rey Guillermo Alejandro de Holanda y su esposa, la porteña reina Máxima Zorreguieta, que celebró efusivamente cada tanto del equipo naranja.
ARGENTINA (2): Belén Succi; Agustina Habif, Julia Gomes Fantasía y Noel Barrionuevo; Pilar Campoy, Rocío Sánchez Moccia, Florencia Habif y Luciana Von der Heyde; Delfina Merino, Carla Rebecchi (capitán) y María Granatto. Luego ingresaron: Gabriela Aguirre, Martina Cavallero, Agustina Albertario y Victoria Zuloaga. DT: Gabriel Minadeo.
HOLANDA (3): Soembreck; Bos, Van Geefen, Keetels y Paumen (capitán); Van As, De Goede y Welten; Hoog, Jonker y Van Male. Luego ingresaron: Van den Heuvel, Van Maasakker, De Waard, Leurink y Verschoor DT: Alyson Annan-Thate.
Tanto en el primer cuarto: 4m 36s Welten (H).
Tanto en el segundo cuarto: 9m 05s Leurink (H).
Tantos en el tercer cuarto: 6m 15s Jonker (H) y 10m 12s Florencia Habif (A).
Tanto en el último cuarto: 7m 10s Merino (A).
Jueces: Michelle Joubert (Sudáfrica) y Laurine Delforge (Bélgica) , auxiliadas por Amy Baxter (Estados Unidos) y Lisa Roach (Australia).

 

ATLETISMO

 

El santafesino Germán Chiaraviglio no pudo pelear por el podio en el salto con garrocha, mientras que la cordobesa Rocío Comba no pudo pasar a la final del lanzamiento de disco femenino, en las pruebas de atletismo que, por los XXXI Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, se realizaron hoy en el estadio olímpico de Engenhao.

Chiaraviglio fue el tercer eliminado de los 12 participantes de la final de la competencia y terminó en el undécimo lugar. Necesitó dos saltos para pasar los 5.50 metros, la marca con que se inició la prueba, pero fracasó en los tres intentos que hizo en los 5.65, registro que, a ese momento, ya habían alcanzado cinco de los atletas que competían (a la postre los únicos que lo lograron y que pelearon por las medallas).
La actuación del santafesino de todos modos entró en la historia, al entrar -el sábado pasado, con 5.70 metros- en esta definición entre los mejores doce.
La prueba fue por demás accidentada. El argentino hizo un primer intento nulo, pero luego la competencia fue reprogramada por las malas condiciones climáticas y Chiaraviglio -con casi dos horas de retraso-, volvió a tener tres intentos en la marca inicial establecida.
Luego, en su segundo salto por los 5.65, se le cruzó un asistente en la carrera y, además, la varilla estaba mal colocada, con lo que el santafesino reclamó ante los jueces y le permitieron repetir el intento, pero no hubo caso: volvió a fallar en ese y en el siguiente turno y se despidió de Río 2016. En este mismo escenario, y también bajo una intensa llovizna, el atleta argentino había ganado la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de 2007.
La medalla de oro quedó en manos del brasileño Thiago Braz Da Silva, que dio el gran golpe: estableció un nuevo récord olímpico con 6.03 metros y dejó la plata para el gran favorito, el francés Renaud Lavillenie (récordman del mundo con 6.16 metros, campeón en Londres 2012 y mejor atleta del mundo en 2015), con 5.98. El bronce, finalmente, fue para el estadounidense Sam Kendricks (5.85).

Comba, en tanto, estableció una marca de 54.44 metros y quedó muy lejos del corte clasificatorio de la prueba, establecido en 62 metros. La oriunda de Río Tercero sólo hizo un registro válido, el segundo; el primero y el tercero fueron nulos. Con sus 54.44 se ubicó en la vigésimo séptima posición.
Para la cordobesa fue la tercera participación olímpica, tras clasificarse también para Beijing 2008 y Londres 2012. Entre los logros más destacados de su carrera está su quinto puesto, con una marca de 60.36 metros, en la segunda fecha de la Liga de Diamantes 2014, en Shangai. Su mejor registro histórico fueron los 62.77 metros, del 12 de mayo de 2013, en Belém, Brasil.

 

HANDBALL

 

Los Gladiadores pelearon hasta el final, pero no lograron pasar a la ronda final. Cayeron ante Qatar por 22-18 y se despidieron de los XXXI Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, al finalizar en la quinta posición en el Grupo A en la fase clasificatoria. El seleccionado masculino terminó con dos unidades, solamente por encima de Túnez (único rival al que superó).
En un estadio Arena da Futuro, ubicado en el Parque Olímpico de Barra de Tijuca, que convocó a casi 3.00″ espectadores (la mitad de ellos eran simpatizantes argentinos), el conjunto conducido por Eduardo Gallardo pagó caro precio por un arranque irregular y por no haber sido preciso cuando necesitaba recortar las cifras.
Al término del primer período, el combinado qatarí, subcampeón mundial en 2015 en el torneo realizado en ese emirato del Golfo Pérsico, se imponía por 12-9. Esa suerte de elenco “Resto del mundo”, conformado por jugadores nacionalizados de distintas latitudes, había mostrado mayor oportunismo para tomar una pequeña ventaja en la pizarra.
Lo mejor de la noche para Argentina lo regaló la gente, que despidió al equipo en forma apoteótica. Como si hubiese no ya clasificado a segunda ronda sino como si hubiera alcanzado medalla.
Los goles de la Argentina fueron anotados por Federico Vieyra (4), Federico Pizarro (4), Pablo Simonet (4), Gonzalo Carou, Pablo Vaistein, Sebastián Simonet, Federico Fernández (2) y Agustín Vidal. Los tantos de Qatar fueron obra de Zarko Markovic (3), Marko Bagaric, Bertrand Roine (2), Rafael Capote (4), Abdularazzaq Murad (3), Eldar Memisevic (4), Nasreddine Megdich (2), Kamaal Mallash y Bassel Alrayes (2).

 

CANOTAJE

 

La bonaerense Sabrina Ameghino debutó con una meritoria actuación que le reportó el sexto puesto en una de las semifinales de la prueba K1 200 metros de canotaje, celebrada en la laguna Rodrigo da Freitas. Sorprendió en el primer turno matinal cuando avanzó a esa instancia con otro sexto lugar y un tiempo de 42 segundos y 417/1000, en una de las serie preliminares, relegando a la uzbeca Olga Umaralieva (42:525), que fue séptima y única eliminada en esa tanda.
Ameghino, que en Río de Janeiro desarrolla su primera experiencia olímpica, volvió unas horas después, pero ya no pudo avanzar a las finales A y B de mañana porque el registro de 41:934 fue superado en su tanda por Ina Osipenko-Rodomska (Azerbaiyán), Sarah Guyot (Francia), Spela Ponomarenko Janic (Slovenia), Natasa Douchev-Janic (Hungría) y Yu Zhou (China).
“Estoy muy emocionada, esto es un regalo ya que me había preparado y entrenado mejor para la prueba de K4. Me tocó competir con muchas medallistas olímpicas y campeonas del mundo, lo vivo como si estuviera en Disneylandia. Fue uno de los mejores días de mi carrera”, sostuvo la palista nacida en Ensenada, que ganó la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y que el viernes participará en la especialidad K4 500 metros.

 

NADO SINCRONIZADO

 

Las mellizas Etel y Sofía Sánchez mantuvieron el decimonoveno puesto tras completar hoy la segunda jornada clasificatoria en esta disciplina, que incluye a 24 duplas y se realiza en el Centro Acuático María Lenk, de Barra de Tijuca.
Las rosarinas quedaron fuera de la final, que disputarán las doce mejores el martes próximo, al totalizar 159.3162 puntos con los 79.4829 sumados hoy en la rutina técnica.
Las rusas Natalia Ishchenko y Svetlana Romashina, con 194.5244 unidades, fueron las mejores de etapa preliminar.
Para Etel y Sofía Sánchez, sextas en los pasados Juegos Panamericanos de Toronto 2015, estos son sus segundos Juegos Olímpicos ya que participaron en los de Londres 2012, donde obtuvieron el vigésimo segundo puesto.

 

VELA

 

La Medal Race, o carrera por medalla, de la clase Laser masculina de la vela, en la que participa el sampedrino Julio Alsogaray, no se disputó esta tarde y fue reprogramada para mañana, en horario a definir. La ausencia de viento en la zona de la Bahía de Guanabara, donde se ubica el club Marina da Gloria, resultó determinante para que la organización de la Federación Internacional de la disciplina (ISAF), de común acuerdo con las autoridades del Comité Olímpico Internacional (COI), resolviera suspender la actividad.
De este modo, la competencia final, la que duplicará puntaje y permitirá conocer a los tres medallistas en Río de Janeiro 2016, se celebrará mañana si las condiciones climáticas así lo permiten.
“Si no cambia el viento Norte va a estar difícil largar”, dijo Alsogaray mientras iba con su velero a tomar lugar en la cancha de regatas. Y así fue nomás: el viento no se modificó y la actividad quedó diferida para mañana.
Alsogaray está noveno en la clasificación, con 107 puntos de penalización, tras diez carreras. “Si tenemos una buena competencia podemos aspirar al octavo lugar, al diploma olímpico”, reconoció el regatista que está cumpliendo su tercera experiencia olímpica, luego de haber sido séptimo en Beijing 2008 y undécimo en Londres 2012.
Las posiciones son encabezadas por el croata Tonci Stipanovic, con 57 unidades, seguido por el australiano Tom Burton, con 67, y por el neocelandés Sam Meech, con 77.
Más atrás se sitúan el francés Jean Baptiste Bernaz (86), el brasileño Roberto Scheidt (87), el británico Nick Thompson (87), el chipriota Pavlo Kontides (92) y el guatemalteco Juan Ignacio Maegli (103). La ‘Medal Race’ otorga doble valor al puntaje
Hoy sólo hubo actividad en las divisiones más chicas, la 49er., tanto masculina como femenina. El binomio integrado por los hermanos porteños Klaus y Yago Lange desarrolló una buena jornada, con un octavo, dos segundos puestos, en las competencias 7, 8 y 9, para trepar a la quinta colocación en la general, con 64 unidades de penalización. Los regatistas de San Isidro están por debajo de la línea que imponen Peter Burling-Blake Tuir (Nueva Zelanda), con 21 puntos; Erik Heil-Thomas Ploessel (Alemania), con 39; Ian Jensen-Nathan Outteridge (Australia), con 54 y Noe Delpech-Julien D’Ortoli (Francia), con 56.
En la misma clase, pero en damas, el binomio platense que componen Victoria Travascio y Sol Branz, se ubicaron en las colocaciones 7, 11 y 10, respectivamente. De ese modo, se sitúa en la decimocuarta posición (ganó dos puestos), con 95 unidades. La pareja líder es la que componen las españolas Tamara Echegoyen-Berta Betanzos, con 30 puntos, seguidas por Molly Meach-Alex Maloney (Nueva Zelanda), con 34, y Kahena Kunze-Martina Grael (Brasil), con 35.

Las divisiones 470 masculina (Lucas Calabrese-Juan de la Fuente) y femenina no tuvieron actividad y serán reprogramadas para mañana.