Este viernes se llevó a cabo la primera reunión paritaria docente del año, y la primera en la gestión de Roberto Sukerman como ministro de Trabajo. Todos coincidieron en ir dejando de lado la cláusula gatillo, según declaraciones del titular de la cartera laboral.

El funcionario destacó que les pidió a los gremialistas que los dejen gobernar ya que es una gestión que “arranca con dificultades”. Acerca de la continuidad de la cláusula gatillo, Sukerman respondió que “Todos coincidimos que hay que quitarse el peso de determinadas denominaciones” y reveló que la estrategia es ganar poder adquisitivo, lograr acuerdos “no muy duros” y apuntar a aumentos trimestrales o semestrales.

“Nunca se dispararía la cláusula gatillo porque es salario estaría por encima de la inflación. Se habla de cláusula gatillo en una política como la que llevó adelante Macri donde tenías aumentos importantes de sueldo pero todo aumentaba mucho más que el salaario. Tenemos que pensar cómo hacemos para ganar ese poder adquisitivo”, finalizó el ministro Sukerman.